DSC_0234abAlimentarse de forma medida y equilibrada, en todas las etapas de la vida, aporta los nutrientes necesarios y evita, además del sobrepeso, la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión y riesgos de cardiopatías. Asociaciones como la nuestra cuentan con servicios de Nutrición que ayudan a adoptar hábitos de alimentación saludable.

Nutrición y Dietetica en la Enfermedad Renal

NUTRICIÓN Y DIETÉTICA EN ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA
Grupos dentro de la Enfermedad Renal Crónica:
. Prediálisis
. Diálisis
– Hemodiálisis
 Diálisis peritoneal
.Trasplante renal


Etapas en ERC

ETAPA DESCRIPCIÓN TASA DE FILTRACIÓN
GLOMERULAR (TFG)
1 DAÑO RENAL CON TFG
NORMAL
90 o +
2 DAÑO RENAL CON LEVE
DISMINUCIÓN DE LA
TFG
de 60 a 89
3 DISMINUCIÓN
MODERADA DE TFG
de 30 a 59
4 DISMINUCIÓN ELEVADA
DE TFG
de 15 a 29
5 FALLO RENAL (Tto) Menos de 15

LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN EN LA ENFERMEDAD RENAL

La alimentación es una parte fundamental en todas las etapas de la enfermedad renal crónica.

¿QUÉ CAMBIA EN LA ENFERMEDAD RENAL?

Los riñones son los encargados, entre otras funciones, de filtrar la sangre y eliminar a través de la orina lo que el cuerpo no necesita. Cuando no funcionan correctamente, algunas sustancias se acumulan en el organismo haciendo peligrar la salud.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA ALIMENTACIÓN?

En general, una alimentación adecuada permite tener un estado nutricional correcto, evitar las molestias producidas por la enfermedad renal y controlar las patologías asociadas para mejorar la calidad de vida.

Una alimentación ajustada a las necesidades ayudará a conseguir una serie de objetivos:

PREDIÁLISIS Retrasar el avance de la enfermedad y el uso de las técnicas de diálisis
DIÁLISIS Evitar la acumulación de sustancias de deshecho procedentes de los alimentos
TRASPLANTE Tratar los desajustes de peso y analíticos derivados de la medicación y el cambio de hábitos

¿QUÉ APORTAN LOS DISTINTOS ALIMENTOS Y A QUÉ SE DEBE PRESTAR ATENCIÓN?

Los alimentos contienen distintos nutrientes necesarios para el organismo.

HIDRATOS DE CARBONO

Estos nutrientes nos aportan energía para realizar las actividades diarias, forman parte de muchas moléculas y regulan el tránsito intestinal.Existen dos tipos de Hidratos de carbono:

  • Los simples se absorben rápidamente. Se encuentran en alimentos como el azúcar, la miel, el chocolate, etc.
  • Los complejos se absorben más lentamente. Se encuentran en patatas, arroz, pasta, etc.
GRASAS
Estos nutrientes son la reserva de energía del cuerpo, forman parte de membranas e intervienen en reacciones químicas.Existen varios tipos de grasas:

  • Las grasas saturadas e hidrogenadas; aumentan los niveles de LDL colesterol. Están presentes en los alimentos de origen animal y margarinas.
  • Las grasas insaturadas; aumentan los niveles de HDL colesterol. Están presentes en el aceite de oliva, los frutos secos o los pescados azules
PROTEÍNAS
Estos nutrientes están formados por cadenas de aminoácidos y renuevan y reparan tejidos y forman parte de los sistemas de nuestro cuerpo.Hay dos tipos de proteínas según su composición:

  • De alto valor biológico; lácteos y proteínas animales principalmente.
  • De bajo valor biológico; proteínas vegetales principalmente.
VITAMINAS Y MINERALES
Intervienen en muchos sistemas de nuestro organismo.Están presentes en frutas y verduras.

En la enfermedad renal se debe prestar atención al aporte de líquidos, al de minerales como el sodio, el fósforo y el potasio y al de proteínas. Por ello, es importante conocer los alimentos y los nutrientes que contienen.
Hay una serie de recomendaciones generales y recursos que informan sobre el contenido de estos minerales en distintos alimentos y permiten elegir el más adecuado en cada momento (como las tablas de composición de alimentos), así como técnicas para disminuir el contenido de potasio de los alimentos (como el remojo y la doble cocción).
Respecto a las necesidades de proteínas, varía mucho de un estadío a otro. Mientras en prediálisis se limita su ingesta, en diálisis la necesidad de proteínas es mayor y en trasplante se normaliza su consumo.

¿QUÉ SE PUEDE ENCONTRAR EN ESTA SECCIÓN?

En esta página se pueden encontrar una serie de recetas confeccionadas en los cursos de ALCER CHEF, organizados por ALCER Alicante, en el que han participado personas en todos los estadíos. Todas las recetas están elaboradas por cocineros profesionales y tanto éstas como las recomendaciones están supervisadas por la nutricionista responsable del área de nutrición.
La información facilitada en el curso y recogida en las recetas es de carácter informativo y genérico, de manera que representa un complemento a las indicaciones que se den desde nefrología, enfermería y gabinete nutricional.
Aunque existen una serie de recomendaciones generales para cada etapa, personas en un mismo estadío pueden tener necesidades distintas. Se debe consultar con personal especializado para conocer las recomendaciones individualizadas de acuerdo a las características, necesidades y evolución de cada persona.

Recetas

Consideraciones previas a la elaboración de las recetas:

  • Eliminar el líquido de todos los alimentos en conserva y enjuagarlos bien antes de su utilización.
  • Cortar, enjuagar y poner en remojo las frutas, verduras y hortalizas durante 8 horas, cambiando el agua 1 o 2 veces.
  • Descongelar los alimentos congelados en remojo durante 6 horas.

Consideraciones concretas:

  • Se ha sustituido la sal y se han utilizado alimentos y variedad de especias para darle sabor a los platos.
  • Si se tiene prescrita medicación para el fósforo se debe tomar durante las comidas
  • El potasio se queda en el agua, por ese motivo, para la elaboración de los caldos, se utilizan hierbas aromáticas en lugar de verduras y hortalizas.
  • En general es importante evitar los alimentos ricos en potasio y utilizar las técnicas del remojo y la doble cocción para eliminar parte del potasio de los alimentos y, de esta manera, consumir más tipos de alimentos y hacer más variada la dieta.
  • Se debe tener en cuenta la cantidad de líquidos que aportan los platos (caldos, arroces y pastas) para controlar la cantidad de líquidos que se pueden consumir a la largo del día.

 

Aceites aromatizados

Arroces y pastas

Legumbres

Pescados

Carnes

Postres