¿Qué es la diálisis?

De acuerdo a la Guía del Paciente Renal (2003) de Jesús Márquez Benítez, es un método depurativo que sustituye a los riñones en alguna de sus funciones. Permite, gracias a una membrana semipermeable, poner en contacto la sangre del paciente con un líquido de diálisis.

Tipos de diálisis

Existen dos tipos de diálisis: peritoneal y hemodiálisis. Ambos tratamientos los puede realizar en centros especializados o bien en su domicilio (diálisis domiciliaria) previo entrenamiento durante un período de tiempo.

Diálisis Peritoneal

Diálisis Peritoneal Manual

El Tratamiento consiste en un sencillo procedimiento manual de unos 20 o 30 minutos, que se repite 3 o 4 veces al día, dependiendo de lo que le indique su médico.

Diálisis Peritoneal Automatizada

Una máquina realiza los recambios de líquido automáticamente mientras duerme, dejándole el día libre para sus actividades.

Hemodiálisis

Hemodiálisis en Sala de Diálisis

– Se desplazará al hospital o al centro concertado para dializarse en un horario y turno fijos. Generalmente hará 3 sesiones a la semana en días alternos de unas 4 horas cada una.

– Se dializará e una sala común junto a otros pacientes.

Hemodiálisis en Casa: Hemodiálisis Domiciliaria.

– Las sesiones de hemodiálisis se realizan en casa, generalmente en compañía de otra persona.

– Requiere una instalación técnica.

– Recibirá el material periódicamente.

– No precisa desplazamiento al hospital y solo deberá visitar el hospital 1 o 2 meses para las revisiones médicas.