Los estudios demuestran que estar físicamente activo puede reducir su riesgo de padecer cáncer de riñón hasta en un 22%. El problema es que tres de cada cuatro personas con cáncer de riñón actualmente no realizan suficiente ejercicio físico. Por ello el tema propuesto para el Día Mundial del Cáncer de Riñón de este año, el 18 de junio, es que necesitamos hablar sobre el ejercicio físico, para ayudar a crear conciencia de cómo incluso pequeñas cantidades de actividad física suave pueden ayudar a prevenir el cáncer de riñón y transformar la vida de las personas con cáncer renal en todo el mundo.

3 de cada 4 personas con cáncer de riñón no realizan suficiente ejercicio físico

El problema es que tres de cada cuatro pacientes con cáncer de riñón actualmente no realizan suficiente ejercicio físico. Por ello el tema propuesto para el Día Mundial del Cáncer de Riñón de este año, el 18 de junio, es que necesitamos hablar sobre el ejercicio físico.

Si ya tiene cáncer de riñón, incluso el ejercicio físico moderado puede mejorar los resultados del tratamiento hasta en un 15%, así como reducir la fatiga relacionada con el cáncer, la ansiedad, la depresión y mejorar la calidad de vida en general.

¿Cuánta actividad física debo hacer?

Como regla general, tanto como su condición lo permita y su cuerpo lo tolere. Si estás moviendo tus articulaciones, estirando tus músculos y elevando tu ritmo cardíaco, lo estás haciendo bien.

Caminar durante 30 minutos tres veces por semana se entiende como ejercicio físico moderado. No tiene que ir rápido (imagine que llega tarde a una reunión) y no tiene que hacerlo todo de una vez. Tres caminatas de diez minutos tienen el mismo efecto que una caminata de 30 minutos. Las personas principiantes se mantienen en forma, el yoga suave, incluso caminar por la habitación tendrá beneficios para su salud.

Si te gusta nadar, jugar golf, jugar tenis o bailar, comprométete a hacer un poco más de ello. Lo que debes evitar es la inactividad, así que intenta algunos ejercicios y verá cómo funciona. Hable con su profesional sanitario sobre lo que es mejor para usted en su etapa de tratamiento.